Estudio del Programa R.E.A.D.

con la colaboración de la Universidad
Complutense de Madrid

Ver proyecto

Pani

Pani

Pani - en nepalí significa "agua" - se vuelve loco por las fuentes y las olas del mar.

Apareció en mi vida dentro de una caja de zapatos con apenas unas horas - aún conservaba el cordón umbilical - y lo que iba a ser una acogida hasta que el perrillo estuviera preparado para ser adoptado, se convirtió en una historia de amor que dura ya cinco años y cambió mi vida, nuestras vidas, para siempre...

Pani ha viajado conmigo por media España: Murcia, Huesca, Lleida, Madrid Valencia, Ávila, Gredos, Alicante, Toledo, Andalucía... Le encanta el agua, la playa, los ríos... de ahí su nombre, "Pani" en nepalí, significa "agua".

Le vuelven loco las fuentes, beber de los aspersores, jugar con las olas... pero lo que más le gusta del mundo es correr - hacemos maratones, carreras populares, etc... y pasear por el monte con sus compañeros perrunos Tristán y Surco; y gatunos Pompete y Uma, nuestros dos gatos. De hecho fue Pompete quien me ayudó a criarlo cuando llegó a casa. El cachorrillo se cobijaba entre sus patas en busca de calor y lametones.

Pani se lleva bien con todo tipo de animales y le encantan los niños y los ancianos. Es un perro muy sociable, equilibrado y tranquilo. Y fue por eso por lo que decidimos que podía ser un buen perrito lector. Así que se aplicó mucho, mucho y lo consiguió este junio pasado.

Antes ya habíamos tenido la suerte de trabajar dando clase juntos a niños con autismo y necesidades especiales, en acompañamiento a personas mayores tanto en residencias como en domicilios - esto último como voluntarios en Cruz Roja - en programas de escuelas de verano encaminados a los niños con miedo a los animales... y actualmente, Pani es el primer perrito READ que lee con personas sin hogar en la Fundación "Jesús Abandonado" en Murcia, en un proyecto pionero en España.

Su sueño, y el mío también, sería leer con chavales en reformatorios y con presos... pero, poco a poco, quien la sigue, la consigue... ;)

Ah, una cosa más, le vuelven loco los palos, cuanto más grandes mejor, y las piedras y que César o Puri, unos amigos muy majos peluqueros, lo bañen y lo masajeen y lo pongan ¡reguapo!

Compartir

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Calendario de sesiones

¿Nos ayudas?

R.E.A.D. en el mundo

Colaboran

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR