Perros y Letras – R.E.A.D.® España

Premio a la Innovación Social
otorgado por Obra Social "la Caixa"

Ver noticia

Estudio del Programa R.E.A.D.®

Con la colaboración de la Universidad
Complutense de Madrid

Ver proyecto

Boca blanda

Boca blanda

Érase una vez un volcán en erupción enamorado de la luna. Pero, por mucho que lanzase sus cenizas y sus piedras a lo alto, nunca alcanzaba a darle un beso. “Tendré que pedir ayuda”, pensó. Y así lo hizo. Convenció a un gorrioncillo para que volara con un presente para su adorada nocturna. Y allá que fue el pájaro, con una pequeña obsidiana en su pico que intentó dejar, suavemente, sobre el cráter Arzachel. Esta leve acción provocó tal desequilibrio en la superficie lunar que convulsionó entera, y arrojó al gorrión al espacio, que cayó sin control hacia la Tierra durante varios minutos. Aterrizó en algún lugar de la Sierra de Madrid.

Ro Ro estaba en la cocina y Fernando en el extremo más alejado de la casa. Oyó ruidos, como chirridos, golpes en la puerta… Cuando se acercó, vio a Ro Ro, el tarambana, el adorable y alocado Ro Ro, con cara de “yo soy un perrito bueno, encantador e inocente, así que, no he hecho nada”. Pero Fernando no le creyó. “Ro Ro, ¿qué has hecho?”. En la cocina, aparentemente, no había nada extraño, todo en su sitio. “Juro que aquí no ha pasado nada”, seguía diciendo Ro Ro con su cara y sus ojos, que miraban fijamente a Fernando, que abría y cerraba los armarios de la cocina, buscando no se sabe qué. Y Ro Ro, sin moverse, casi pegado a la nevera. “Ro Ro, ¿quieto? Aquí pasa algo”. Se agachó, puso su cabeza a la altura de la de Ro Ro y entonces… Entonces Ro Ro abrió la boca y salió, aterrado, un pajarillo, que se chocaba contras las paredes, de puro miedo, pero que estaba intacto, vivo y agitado. Fernando consiguió atraparlo, tras la sorpresa, y comenzó a reír, mirando a su perro con admiración. “Boca blanda”(*), pensó Fernando. Y le dio un abrazo tan largo y cariñoso que consiguió que Ro Ro se sintiera muy orgulloso de sí mismo. Por fin.

(*) Se dice que los perros tienen “boca blanda” cuando controlan muy bien la presión que ejercen con la boca, especialmente los cazadores, cuando cobran las presas con delicadeza, sin ningún rasguño.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Déjanos tu comentario

*

¿Nos ayudas?

R.E.A.D.® en el mundo

Clientes y Amigos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR